Despedida y cierre

17 04 2009

Desde este largo parentesis, que se ha convertido en definitivo. Creo que es de recibo dar una explicación a esta ausencia. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Joselito y Ponce

4 02 2009

Haciendo memoria y buceando por youtube, he visto un video de una corrida en la que no se cortó ninguna oreja, pero quizás la que más me ha calado. La puede ver por televisión, y hace un par de años la volvieron a repetir por el plus. Fue en Las Ventas, actuban Joselito, Ponce y un testimonial Rivera Ordoñez.

Merece la pena verlo, una autentica clase practica del toreo de capote.





Idilico retorno a la vida

22 09 2008

Las palabras se me agolpan en la mente y es dificil hacer que fluyan con cordura, indescriptible es narrar el torrente de emociones sentido ayer en La Monumental. Lloré viendo como Idilico, un toro BRAVO, castaño, de 550 kilos, de la ganaderia de Nuñez del Cuvillo, volvía a la vida. El retorno a la vida, esa es la grandeza de la Fiesta y el gran argumento antitaurino. El retorno a la vida de un toro bravo. Esa senda de vuelta, que no toma ningún animal de granja camino del matadero.

Esplá sentó cátedra del segundo tercio. Arriesgo en banderillas, de poder a poder en los medios; también por los adentros, al hilo de las tablas. Y arrancando la embestida a su segundo, un toro que no se movió e hizo de los medios su feudo.

La tarde fue de menos a más y explotó en el quinto.

En el segundo José Tomás bordó el toreo. Con el capote hizó un quite por gaoneras llenas de impavidez, que replicó Serafin Marín por chicuelinas ajustadisimas, más de ¡Ay! que de ¡Olé!, Serafín se arrimó como un perro y quedó claro que, pese a la forma en la que entró, no venia a pasearse.

En este toro Jose Tomás basó la faena en la mano izquierda, llena de quietud, arrancando los muletazos. Sin trampa ni cartón, en ese eterno viaje hacia el pitón contrario, para volver a presentar la muleta. La estocada caida y la casta del toro, que retrasó su agonía, le privaron de las dos orejas.

El tercero y el cuarto, fueron un parentesis, para tomar aire, lo que sucederia después es irrepetible.

Saltó el quinto, Idilico, 550 kilos, colorado, invalido, cojo de la pata trasera derecha (que poco sé de toros!). Arremetió al caballo con fuerza, en 2 veces, en la primera se tumbó sobré el pitón izquierdo, en la segunda casi derriba al picador, metiendo los riñones, empujando con los dos pitones. José Tomás se lo lleva a los medios, con el toreo a la veronica, hasta cinco conté yo, todas limpias, con la pata alante, meciendo los brazos y la cadera, con una cadencia pendular, y remate con una larga cordobesa, muy torera, Olé! . Serafín Marín no rehuyo a su quite, y cito por gaoneras, de impacto.

Con el toro en los medios, Jose tomás empezó por estatuarios, sin mirar, solo poniendo la muleta y después de cinco, se llevó la muleta a la zurda, la siniestra. La mano de Dios, ya no es la izquierda de Maradona, esa que llevó a Argentina a la final del mundial de Mexico 86. La mano de Dios, fue la que ayer estuvo en La Monumental y devolvió la vida a Idilico. El toro, no se cansó de embestir, por la izquierda naturales enormes, hubo uno tan largo, que llegó a circular. Se tragaba todos también por la derecha, la diestra, con mucha fijeza y nunca rehuyó de la muleta. En medio de la catarsis general, sonó un avisó, tal despertador, los 20.000 seguíamos en nuestro sueño, con los clarines la plaza enloqueció. Enloquecimos. Una marea de pañuelos blancos inundó la plaza y a gritos de ¡INDULTO! ¡INDULTO!, Idilico salvó su vida. No queriamos la muerte. Un toro de indulto en toda regla y en cualquier plaza del mundo. Un toro que se volvió a chiqueros embistiendo la muleta. Y un torero que salió por la Puerta Grande embuelto en una senyera.

El último de la tarde, fue el de mejor estampa, ensabanado, alunarado, botinero. Igual que el toro blanco de Antoñete. Serafin puso toda la voluntad, pero la plaza se habia desinflado, era necesario coger aire. La faena fue buena, citando al toro con mucha distancia, para luego encelarlo en la muleta. La estocada en todo lo alto, fue la pasarela hacia el triunfo, cortó oreja.





De vuelta

26 08 2008

Después de este letargo vacacional, en el que he recorrido toda la llanura extremeña, desde Olivenza hasta Navalmoral de la Mata, desde Carriquiri hasta Cuadri. Un horizonte dorado por el trigo segado, salpicado de alcornoques y encinas, bellotas que alimentan al Cerdo iberico, una planicie custodiada por el guardián de la dehesa, el toro bravo. La capital del Jamón, de la Torta del Casar y del vino de pitarra. Los rios de la Vera, las truchas más sabrosas.

A parte del toreo he visto mucha afición al rejoneo en Badajoz, quizá, por su proximidad a Portugal. Una corrida de Rejones en Miajadas y otra en Zalamea han sido los espectaculos a los que me he podido acercar. Además de festejos populares, las capeas en Guadalupe o el toro del aguardiente de Jaraiz de la Vera.

Las ganas y la esperanza de ver que ocurria en este último més de temporada en Barcelona, no han tardado en flojear, y como un manso de salida se han venido abajo.  He visto los carteles de septiembre, solo 3 para mi sorpresa. De los escasos festejos, dos corridas de toros y una novillada. En la novillada no hay ningún novillero catalán y Serafín Marín, catalán y triunfador de la temporada pasada tampoco está en ninguna de las contadas corridas. Flaco favor le hace la empresa a nuestro estandarte, y ninguna promoción a los novillero que lo necesitan.

La empresa ha ido recortando festejos descaradamente año tras año, los numeros son claros. En 2006 hubo 25 festejos, en 2007 hubo 18, y terminaremos la presente temporada con 17. Pese a que la excusa de que los numeros no salen, y que tiene que prevalecer la calidad a la cantidad. La gestora de La Monumental se sigue encubriendo en esta evasiva. Con los precios actuales, los numeros salen. La prueba está en que la plaza es rentable con la asistencia casi perpetua de un cuarto de plaza. Una recaudación de unos 25 millones de las antiguas pesetas, y solo con un carto de plaza !! De poco han servido las novedades impuestas esta temporada, como la farsa de la corrida Concurso, el día que España se jugó el pase a la final de la Eurocopa.

Eso sí, en el final de temporada José Tomás pone la guinda al pastel. Aunque sin abono para las dos corridas, dicen que por imposición del Matador. Muy poco amparo y promoción en estos tiempos de crisis de la fiesta y de los bolsillos ( de los que pagamos, por que los de la empresa estan llenos).





Lo de ayer…

23 06 2008

El día de ayer empezó antes. El sol brillaba con más fuerza y me despertó pronto. Sabía que algo importante iba a pasar, demasiadas citas en un día irrepetible.

La ola de calor que asoló Barcelona, provocó una peregrinación masiva a la que me uní hacia la playa de San Sebastián. La única manera que había de quitarse el sofoco era estando en remojo.

A medio día, la primera cita: Fernando Alonso había salía tercero, se esperaba por fin, subiera a lo alto del cajón en esta prueba, había esperanzas, pero tras la carrera, se confirmó que hay que esperar más para poder volver a verle primero.

Por la tarde, la segunda cita. Ésta era en La Monumental, la corrida concurso de Ganaderías. El calor y la posterior cita con La Roja, hizo mermar la afluencia de público a la plaza. Apenas un cuarto del aforo. Como es costumbre en esta plaza, algunos protestantes en la puerta intentando suprimir con sus esfuerzos, una tradición que no les necesita para hundirse, ella misma caerá en un pozo. La Fiesta caerá por lo que es, y por lo que carece. La Fiesta de los toros, necesita un toro con fuerza, fiereza, bravura. Lo que faltó ayer en Barcelona. La crisis del país se acrecenta en el bravo. No es comprensible, que en una corrida concurso de ganaderías, en la que se supone, cada una exhibirá lo mejor de la suya. Nada más lejos de éste propósito. Un despropósito total.

Los toros se cayeron, algunos desde el saludo capotero inicial, otros buscaron con codicia los toriles, esperando que les abrieran la puerta, a tres se les descobillaron las astas, la falta de fuerza fue el enlace común de la tarde, el tercero ni se picó. En cuanto al personal profesional, nada más lejos de la realidad. Una lidia desastrosa en general, mantazos sin ton ni son, una falta de organización tal hizo que saltaran dos picadores en el primer toro o que se cambiara otro con solo tres banderillas en el lomo. Más fallaron los picadores que frustraron sus quehaceres con la vara en varias ocasiones y dejaron que lo poquito que tenia algún símil de bravo, se estrellase con el percherón cubierto de ese peto de hormigón. Tan sólo se vio una vara aceptable al de Partido de Resina, el único potable de la tarde, ganadería que por cierto lidia poco. Los maestros, más bien podrían situarse al final de la clase por lo poco acertados que estuvieron. Se vio el filo del estoque, en dos intentos de suerte suprema, un metisaca, y una puñalá trapera en el costillar. En la desacertada tarde esperaba la presencia del de Adolfo Martín, me defraudó como los anteriores. Me fui antes de que acabara la niña, digo la riña.

A la tercera fue la vencida. La tercera cita. La de La Roja. Todavía era un niño, cuando lloraba desconsoladamente por el codazo de Tasotti. Todos esperábamos vendetta, y ayer fue el día. En un partido dominado de principio a fin, la fortuna quiso que venciéramos a los italianos donde más les duele, en su terreno. En los penaltis. Los nervios y la emoción contenida fue tanta que tras el penalti de Cesc, brotaron del interior en forma de lágrimas, taquicardia, y un único grito hasta quedarme afónico. ¡A Semifinales, OE!

Como si hubiésemos ganado la Eurocopa o… el mundial! Da igual lo que suceda ahora, hemos pasado de cuartos! ¡A semifinales, OE!





Corrida Concurso de Ganaderias

18 06 2008

Ante la aproximación de la corrida Concurso de Ganaderias que hay este fin de semana en Barcelona. Recibo, de Javier Salamanca, miembro de la Asociación “El Toro”, un escrito cuyo contenido es digno de destacar. Se titula El buen aficionado:

  El buen aficionado al ver un cartel de toros lo primero en lo que se fija es en la parte de arriba, donde se anuncia la ganaderia, si le preguntan por su torero favorito, se sentira ofendido por la duda y responderá severamente”YO NO SOY DE NADIE, SOLO DEL QUE LO HACE”. Su exigencia es que salga el toro integro, que la lidia se ajuste a las reglas, que la presidencia cumpla y haga cumplir el reglamento y si ademas hay toreo bueno sera la felicidad completa.

Quiero recordar que este domingo en Barcelona, es la tan esperada corrida Concurso de Ganaderias. Los toros son de Miura, Partido de Resina, Conde de la Corte, Victoriano del Río, Adolfo Martín y Fuente Ymbro. Los lidiadores, Juan Jose Padilla, Sanchez Vara y Javier Valverde. El espectaculo dará comienzo a las 7 de la tarde.

En este tipo de festejos, se mide sobretodo la bravura del toro, para nada el lucimiento del toreo, en la Fiesta de los toros, donde el toro es el protagonista, y en estos festejos aún se le da un papel, mas importante, si cabe.

 





6a. de San Isidro

14 05 2008

Vino de la Rioja.

Con gusto, fuerza y sabor, como el vino de Rioja. Diego Urdiales, vino de la Rioja, cogió, el último tren, el de la sustitución, que iba lanzado tan rápido como el AVE, hacia la Puerta Grande. Abrió cartel Urdiales, entre chubasqueros en el tendido. Con el cielo grisaceo, solo brillaba su traje de luces, acompasado por su tauromaquia. Temple, rectitud, colocación, suavidad, sin apenas un paso atrás, sin perder los pies. Hay sentó su base, su presentación. Bazas de Puerta Grande, no arrancó mas palmas por estar las manos aguantando paraguas. Pero los OLÉS, brotaban como burbujas de agua, en todas las gargantas de Las Ventas. Sin enganchones, y con series largas, por ambos pitones, el toro le aguantó. Tenia fuelle, y humillaba. El mejor de la tarde, se fue con las orejas puestas por fallar Urdiales con el estoque. Después de pasar el segundo y el tercero (nada), tenía la gente ese regusto, de volver a ver a Urdiales. Y salió el cuarto, un toro largo, gordo, grande. 650Kg, bien armado, dos puñales como dos velas negras. Urdiales, mantuvo el temple, y apenas se inmutó contra tal enemigo. Venia a por todas, y despues del faenón, se coló entre los dos pitones, para colocar un estoconazo en todo lo alto de efecto fulminante, que valió una oreja.

El resto de la tarde, pasó entre abrir y cerrar paraguas, viendo un sainete del tercio de banderillas.

Me voy de Madrid, contento, he descubierto dos novilleros de futuro, Ruben Pinar y Miguel Tendero, y un torero Diego Urdiales, que estaba condenado al destierro.

Ver la superlenta del sexto festejo