Las orejas son despojo

21 04 2008

Por la lluvia de emociones que recorríó desde el primer asiento de barrera, hasta la última piedra de andanda, es díficil describir lo acontecido ayer en La Monumental. Más díficil, aún si cabe es torear después de José Tomás y llegar a los tendidos, como lo hizo ayer el Juli. The Boss, llevaba de telonero a Finito de Cordoba, cada día más apático, y lejos del ruedo y del toro, como se demostró cuando intentaba descabellar a su primero.

Poco antes de las seis, y con toda la plaza a rebentar pisó Finito la plaza, después el Juli, con esos tres pasos característicos, y ahora José Tomás, la plaza hierve, un clamor, fue espectacular 23.000 personas aplaudiendo al unísono, agradeciendo el gesto por Barcelona y por la Fiesta.

Salió el primer manso, de los 7 que lo hicieron. Dió cuatro vueltas al anillo, sin que nadie saliera a pararlo, a frenarlo, a tantearlo, lo hizó Finito, el toro seguía suelto y sin fijeza. Ya cansado, y antes del primer tercio, lo crujieron, poquito, aunque tampoco necesitaba más. Pero ahí se acabó, es cierto que el viento podia ser molesto, pero Finito no lo intentó, la lluvia hizó presencia, paragüas de mil colores adornaron los tendidos, y Finito se ahogó en el ruedo.

José Tomás, arrancó los muletazos uno a uno, el toro no tenia más, y tenia que ser así. Poquito a poco, y paseandose a un palmo de los pitones del manso, agarradito de la mano de la muerte, la cogida se intuia, pero no llegó. Unas manoletinas de regalo, para la catarsis general, y el grito de Torero, Torero, para desahogar el estado de shock.

 

Se devolvió el que le tocaba al Juli, pero se cambió rapidamente y con el corazón todavia acelerado. Julian volvió a poner boca abajo la plaza con unas chicuelinas, de infarto de miocardio. Como ya es costumbre y después de cinco años, sonora pitada a Julián, por no poner banderillas. “Pero, si ya ni me acuerdo de ponerlas!” – pensaría detras del burladero.

Así las cosas, Julian picado por los pitos y por la actuación de Jose Tomás, demostró ser un torero total. Tiró de bragueta, y puso agallas, demostro valor y sangre fria en el primero. Sacando los muletazos uno a uno, a escasos centimetros de la cara del toro. Cruzandose, se ganó a la afición, volviendo a sacar a bailar a la muerte, como antes lo habia echo Jose Tomás. Inmovil y centrado. Un cambio de mano, por la espalda, lo mas vistoso de la faena, la gente puesta en pie y las palmas veloces y fuertes, junto con el grito de Torero, Torero volvian a inundar el tendido.

En el sexto, el que por poquito tuvo mas fuerza y movilidad, el Juli lo cuido, para dibujar los muletazos mas largos de toda la tarde, se estiró Juli, tanto por la derecha como al natural. Un pase en redondo y por la espalda, para poner la guinda del pastel. Y cuando el toro se paró, tambien se pegó a la cara del toro. Esta vez, mato de una estocada y cortó una justa oreja.

En el toreo, vale el arte, el valor, las sensaciones, las emociones, los sentimientos. Los premios, las orejas… Como dijo Curro Romero, las orejas son despojo. Por eso, y porque ayer Jose Tomas y el Juli fallaron en su embite a espadas, solo se cortó una.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

One response

21 04 2008
JUJLIAN

OLE TU POLLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: