La fiebre tomasista

12 02 2008

A través de toro, toreo y afición, descubro unos videos de Jose Tomás en León (México) , y me doy cuenta de que estoy enfermo, he defendido un mito sobrehumano del que guardo en la memoria faenas inolvidables, (a un toro de Samuel Flores, 1999) y no he querido ver las réplicas de ése Dios que al pisar la Tierra se tornó humano.

Víctima de la fiebre tomasista, esa epidemía que se extendió facilmente entre todo el mundo que se acercaba a una plaza de toros. Taurinos y no tan taurinos nos cegamos desde el 17 de junio de 2007. Una embriagadez de emoción y sentimiento, mitología vestida de purisima y oro, nos vendaba los ojos para mirar con el corazón en lugar de con los ojos, y olvidar que el toro es el centro de esta pasión. La fiebre nos nubló la razón, queriamos ver ese toreo personalizado, desde dónde se pone la muleta.

El antídoto para esta fiebre tomasista, es precisamente ese mito llamado José Tomás. El medicamento para la fiebre, es precísamente ese toreo personalizado, ese TOREO, a aun TORO, y no a ningún simulacro del mismo. Íntegro, con raza, con bravura, con peligro, con trapío, con echuras, con pitones, para el que ponerse delante, en ese bailar pegados, con soniquete de clarines de muerte, sea una hazaña a la que muchos aspiran, pero que muy pocos consiguen. Todo el taurineo pide a gritos ese antídoto. Tan sólo con ese antídoto nos podremos dar por curados, para envolvernos otra vez, en esa dulce fiebre tomasista y seguir como tal feligrés, a ese mito de purisima y oro.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: